Diez razones por la cual debemos hidratarnos

El agua es el nutriente esencial por naturaleza, sin agua no hay vida.
Constituye un 70% del peso corporal y forma parte de la sangre, la linfa y los demás líquidos corporales.

No podemos sobrevivir sin ella, por lo cual es indispensable para el buen rendimiento físico.

Las funciones que cumple el agua en nuestro organismo son:

Actuar como solvente; el agua es el solvente universal, en el se transportan la mayoría de los nutrientes necesarios para un buen funcionamiento celular, es decir actúa como una vía para transportar los elementos fundamentales a nuestro organismo.

Es un desintoxicante, el trabajo realizado en los riñones consiste básicamente en filtrar todos los residuos de la sangre y excretarlos a través de la orina, el agua colabora en la formación de heces, por lo tanto, el agua, es quien se encarga de eliminar todos los residuos generados en nuestro organismo, elimina ademas las altas concentraciones tóxicas generadas por el metabolismo.

Como amortiguador. Sobre todo a nivel de las articulaciones, de hecho, protege de traumatismo por ejemplo un órgano tan sensible como la columna vertebral.

Es un lubricante para el aparato digestivo y de todos los tejidos que son protegidos por mucosas.

La regulación de la temperatura corporal esta a cargo del agua, por lo que se dice que es un elemento termo-regulador.
La piel es el principal órgano mediante por donde se elimina el exceso de calor corporal, para que funcione correctamente la misma debe estar bien hidratada.

Controla los denominados intercambios gaseosos, que se encuentran en los alvéolos pulmonares.Sacando el aire pobre en oxigeno.

Saciedad. Esta función se debe a que el liquido produce una distensión en el estómago, por lo que al combinarse con fibras brinda volumen, retrasa el vaciado gástrico y contribuye a extender la prolongación de la sensación de saciedad.

Es un activador del metabolismo; los estudios demuestran que beber líquidos en abundancia favorece al aumento del metabolismo.
Es decir cuando bebemos dos litros de agua al día por ejemplo, podemos llegar a producir un incremento de alrededor de 30 a 60 calorías.

Elemento diurético, si bebemos por lo menos dos litros diarios, estaremos favoreciendo al mejor funcionamiento de los riñones.

Es un gran laxante, como mencionamos, forma parte de la materia fecal. De este modo mejora la estimulación de los movimientos intestinales y colabora principalmente en la prevención del estreñimiento.

Fuente: www.educacionyactividadfisica.com

ver-siguiente-articulo