¿Para que sirven las medias compresivas en la práctica deportiva?

Hace más de cincuenta años que las prendas compresivas se inventaron en el campo de la medicina para mejorar la recuperación de los tejidos y la circulación sanguínea en el postoperatorio de pacientes. Esta función terapéutica pronto se vio aplicada para el tratamiento de edemas y trombosis y se extendió posteriormente como revolución en la cirugía estética y en el sector de las medias para estimular la circulación de las piernas cansadas.

A inicios de los 90' esta revolución se trasladó al deporte élite, focalizándose en disciplinas de velocidad y fuerza como el atletismo o la gimnasia y ya en 1996 nacía en EUA, la primera marca que se especializaba en este tipo de prendas con camisetas adaptadas al cuerpo que mantenían, durante la práctica deportiva, el calor corporal sin sudar.

Hoy, ya es imposible salir a trotar o ir a una carrera y no cruzarte con alguien que lleva medias compresivas, mallas o incluso un mono completo. El corredor de calle cada vez es más exigente, quiere llevar lo último en innovación y se preocupa por su eficacia en carrera y su recuperación, como si de un atleta élite se tratara.
Muchos son los beneficios que, a priori, aportan las prendas compresivas, pero dos parecen ser las razones principales que justifican su rápida expansión: la mejora de nuestro rendimiento y una recuperación más rápida después de los entrenamientos y las carreras.

El principal beneficio que se dice que aporta es la compresión en la mejora del rendimiento en el deporte. La compresión ayuda al retorno venoso favoreciendo a un mayor aporte de oxígeno a los músculos que lo demandan. La mayoría de las investigaciones concluyen en que las medias compresivas contribuyen a una aparición más tardía de fatiga tras el esfuerzo, mejorando así el rendimiento.

Sirviendo como aval a esta afirmación, según el estudio de Armstrong y col, 2014; J Srength Cond Res en el cual los autores investigaron los efectos de las medias de compresión sobre la recuperaciónfuncional postmaratón. Los sujetos llevaron las medias durante 48 h después de la carrera y se midió como índice de recuperación funcional el tiempo hasta el agotamiento en una prueba de esfuerzo corriendo realizada 14 días después. Previamente al maratón (14 días) los corredores realizaron otra prueba de esfuerzo con el mismo protocolo. Los resultados mostraron que en el grupo con medias de compresión el tiempo hasta el agotamiento en la prueba de esfuerzo aumentó un 2,6% (~52 s), mientras que en grupo que no emplearon medias el tiempo descendió un 3,4% (~62 s). Los resultados sugieren una mejor recuperación funcional en los corredores que llevaron las medias durante las 48 h siguientes a la carrera.

Las medias de compresión son un ideal refuerzo para la actividad deportiva, pero teniendo en cuenta que existe una correlación entre el rendimiento y la mejora en pruebas de tiempo límite, podemos argumentar que las medias elásticas de compresión gradual sí pueden mejorar nuestro rendimiento en competición, ya sea a partir de un retardo en la fatiga muscular o a través de un menor estrés cardiaco; sin embargo, los mecanismos fisiológicos por los cuales estas prendas pueden mejorar el rendimiento todavía no se han desvelado por completo. Es por ello que todavía las líneas de investigación centran su estudio en los beneficios que ofrecen las medias compresivas

Podrás encontrar diferentes modelos de medias de comprensión en nuestra web, pinchando aquí