En esta entrevista conocemos un poco más el mundo de la psicología deportiva, tan necesaria para el buen rendimiento del deportista. Domingo Blasco toca todos los palos dentro de la psicología y entre ellos el del deporte. " El gran logro del Psicólog es cuando después de su intervención la persona ha mejorado su condición para afrontar por sí sola algo para lo que, hasta entonces, tenía ciertas limitaciones".

1-¿Cómo has llegado al mundo de la psicología deportiva ¿ha sido vocacional o casualidad?

Mi incursión en la psicología ha estado motivada por el interés que siempre me ha despertado el complejo abanico del comportamiento humano. Tratar de entender que se esconde bajo determinadas actitudes y conductas ha sido el motivo que me ha llevado a profundizar en su estudio.

2-¿Con qué tipo de personas sueles trabajar?

Una de las cosas que más me satisfacen de mi trabajo es la posibilidad de abarcar distintos ámbitos de intervención. Son muchos los colectivos con los que he trabajado, y distintos los objetivos con ellos planteados. He trabajado con escuelas deportivas, menores infractores, personas con riesgo de exclusión social y en programas de psicoestimulación con población senil.

3-¿Cuál es tu punto fuerte y cuál el débil a nivel profesional?

Un buen psicólogo debe mostrar una actitud empática, libre de prejuicios. Posiblemente esta sea mi principal virtud. Como defecto destacaría la escrupulosidad con la que desarrollo mi trabajo. Cuando una persona se muestra demasiado perfeccionista puede caer en el error de perder el objetivo último de su intervención lo que, sin duda, puede enlentecer todo el proceso o no alcanzar el nivel de excelencia deseado.

4-¿Cuál es tu mayor logro profesional?

Dada la naturaleza de mi trabajo, y la importancia que en el mismo adoptan las relaciones diádicas, los logros vienen determinados por la eficacia y eficiencia que se haya obtenido tras el proceso interventivo. No hablamos de grandes logros como los que obtienen los deportistas de élite cuando ganan en una competición importante. En mi ámbito de trabajo no existen este tipo de cenits profesionales. Los logros se alcanzan cuando, tras tu intervención, la persona a mejorado su condición y está en situación de afrontar por sí sola algo para lo que, hasta entonces, tenía ciertas limitaciones.

5-¿Y el mayor fracaso?

No alcanzar los objetivos planteados con una persona que te ha solicitado tu ayuda.

6-¿Ha habido alguna persona que haya "marcado" tu carrera?

Todos y cada uno de las personas con las que he trabajado (compañeros y usuarios) me han ayudado a mejorar como profesional y como persona.

7- Cuéntanos una anécdota que te haya ocurrido ejerciendo tu trabajo.

Son muchas las anécdotas que le suceden a cualquier persona durante su ejercicio profesional. En el ámbito de la psicología, muchas anécdotas guardan relación directa con las ideas erróneas que muchas personas mantienen respecto a los psicólogos/as.

No son pocas las personas que han acudido a mí buscando cierta información sobre sí mismos que, por otro lado, no podía estar a mi alcance. Creían que a través de algún ``sortilegio mágico´´ iba a adivinarles su porvenir o a finiquitar sus problemas sin que su voluntad mediase en algo.

También me ha sucedido mucho, aunque esto haya sucedido más fuera del trabajo que dentro del mismo, como varias personas se han mostrado ante mí, muy reticentes a la comunicación. Su actitud cohibida era fruto del miedo que tenían de que les estuviese analizando, haciendo cábalas sobre su ``personalidad patógena´´.