Conozcamos un poco más a Pedro Herreros, un fisioterapeuta que sigue su formación acercándose al mundo del deporte. Además de ya tener la diplomatura en magisterio por educación física, ahora esta finalizando sus estudios de licenciado en educación física. Pedro contesta las preguntas de fisaude.com

1-¿Cómo has llegado al mundo de la rehabilitación deportiva ha sido vocacional o casualidad?

Pues la verdad es que comenzó como casualidad, pero luego se ha convertido en la tarea más vocacional que he realizado en mi vida. Mientras estudiaba la Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte comencé un curso de quiromasaje que me enganchó por completo. Posteriormente comencé a estudiar otras terapias como la Medicina Tradicional China o la acupuntura y por último la culminación con la diplomatura en Fisioterapia. Así que llegué al mundo de la rehabilitación por una suma de casualidad y vocación

2-¿Con qué tipo de personas sueles trabajar?

La verdad es que no tengo un tipo de cliente estándar, sino que trabajo desde bebés y niños hasta gente muy mayor, pasando por gente joven, deportistas, etc. Creo que las lesiones es algo que desgraciadamente afectan a todas las edades y las profesiones.

3-¿Cuál es tu punto fuerte y cual el débil a nivel profesional?

Mi punto fuerte creo que es la versatilidad en cuanto a mi terapia, ya que tengo una amplia gama de técnicas efectivas y complementarias para poder utilizar frente a la misma patología, lo que hace que sea más difícil tener el punto débil del que se pregunta. De todas formas mi punto débil (o no, según se mire) quizás sea el inconformismo en cuanto a la perfección que busco en mi trabajo, ya que a veces los pacientes se ven conformes con los resultados obtenidos pero yo no.

4-¿Cuál es tu mayor logro profesional?

Bueno, en mi profesión es difícil hablar de grandes logros, ya que siempre que hay un buen diagnóstico muscular, óseo, articular, neural, etc. Existen muchas vías para solucionar la lesión, de tal forma que es difícil que un caso no tenga una mejoría significativa. Aún así he tenido muchos casos que se han solucionado más rápidamente de lo que preveía el médico rehabilitador o incluso yo mismo tras intervenciones quirúrgicas o traumatismos importantes.

5-¿Y el mayor fracaso?

Por las razones que comentaba en la respuesta anterior también es difícil tener grandes fracasos, aunque algún caso siempre se escapa desgraciadamente.

6-¿Ha habido alguna persona que haya "marcado" tu carrera?

He tenido muchas, desde profesores de universidad a médicos o profesionales con los que he trabajado. También se aprende a diario de los pacientes. De todas formas no nombraré a ninguno para no dejar en el tintero a otros igual de importantes. La verdad es que me "marcan" muchas personas cada día, y de todos aprendes muchas cosas.

7- Cuéntanos una anécdota que te haya ocurrido ejerciendo tu trabajo

Bueno, he tenido muchas. Me sorprendió al principio la cantidad de gente que llamaba a la consulta de un masajista buscando otro tipo de "masajes" que no eran los puramente profesionales, ya me entendéis, jeje. Siempre había alguien al que había que explicarle que los masajes que dábamos eran terapéuticos o relajantes, pero no "de placer" del tipo que ellos buscaban.