Estrategias para mejorar la motivación intrínseca

Alcanzar un equilibrio en la fórmula extrínseca-intrínseca con tal de maximizar la productividad sin reducir el disfrute, es un reto al que debe enfrentarse todo profesional del deporte, sobre todo, aquellos que ostenten el cargo de entrenadores, pues sobre ellos recae gran responsabilidad de la motivación del deportista.

Estructurar un trabajo deportivo que suponga un desafío creciente para el deportista, establecer un sistema de retroinformación y retroalimentación en el que el deportista experimente sensaciones de logro por haber alcanzado las metas más altas y recompensar oportunamente con determinados premios (dinero, elogios...), son algunas de las medidas que deberán ser aplicadas a efectos de mantener el equilibrio motivacional de la persona deportista.