5 tipos de personas que debemos evitar


Pasar el tiempo con personas nocivas, tales como los agresores o los narcisistas, puede conducir a la parálisis emocional, a los bajos niveles de energía, a los sentimientos de baja autoestima, e incluso problemas físicos tales como náuseas, dolores de cabeza o tensión muscular.

Antes de que uno pueda aprender a superar los efectos de los nocivos (y hacer frente a sus palabras y comportamientos) debe aprender a reconocerlos lo antes posible. He aquí un resumen de los cinco tipos más comunes de la gente nociva.

El mandón

 

Las personas mandonas son contundentes, se enojan con facilidad, son argumentativas y se consideran como sabelotodo. Esta gente ordena todo a su alrededor y no perdona ni olvidar los pequeños errores. Las personas con estas características tienen la necesidad de controlar a otras, y a menudo, esta persona muestra tendencias crueles.

Estas personas son nocivas porque hacen hincapié en otros, haciendo que las personas le teman, y no ganan ni brindan respeto.

El victima y abatido.

 

Este tipo de persona se caracteriza por ser tristes, negativas, obstinadas, paranoicas, escépticas y deprimidas. Es un angustiado perpetuo, y constantemente se queja de lo injusta que es la vida.


El abatimiento y de la víctima es nocivo porque la depresión y la negatividad se extienden a todo el mundo. Se drena la energía y hace que las personas se sienten agobiados y sin esperanza.

El entrometido

 

El entrometido es invasivo, audaz, crítico, moralista, chismoso, metiche y grosero. Esta persona le gusta hacer la vida imposible a otras. No tiene una vida interesante, por lo cual tiene que causar problemas en la vida de otras personas. Envidia a todos aquellos que tienen una vida activa, emocionante y productiva.

El entrometido es nocivo porque puede causar graves problemas financieros, profesionales y personales en la vida de otras personas.

El tacaño

 

Este tipo de persona es egoísta, insegura y neurótica, a menudo pierde la visión global, enfocándose solamente en el dinero. Esta persona va más allá de tener una personalidad ambiciosa, sino que es tan avaro con el dinero como con el amor y el cariño.

El tacaño es nocivo porque se aprovecha de la gente que lo rodea, tanto financiera como emocionalmente.

El narcisista

 

Estas personas son egoístas, ególatras, superficiales, arrogantes, indiscretos y socialmente ineptos. Al narcisista le encanta mirarse a sí mismo y oír hablar de su persona. Él dice que las palabras "yo" y "mí" valen más que cualquier otra palabra, y con frecuencia hablan en un monólogo (en lugar del diálogo).

El narcisista es nocivo porque no da a la gente la oportunidad de participar en un debate o una relación sana, es uno de los tipos más aburridos de persona, es difícil asociar con él, porque lo único que le importa es el mismo.

La gente nociva se debe evitar tanto como sea posible. La mejor manera de vivir feliz y plenamente y tener una vida productiva, es rodearse de personas con las que uno puede crecer, a quien uno respeta y a la vez lo respetan.

 

Fuente: http://www.psicologiayautoayuda.com