Consejos para un acercamiento entusiasta hacia los demás

1.- Matice todo lo que diga o haga.
Conscientemente, encienda su sonrisa, su saludo, sus ojos y sus palabras como si fueran una película en tecnicolor. A todo lo que haga o diga, debe darle un baño de belleza. Escoja sus palabras. Cree fantasía descriptiva y colorida. A todas las palabras añádales acción. Acompañe una cálida sonrisa con un más cálido apretón de manos. Haga que la conversación chispee aunque no se sienta en sus mejores
momentos.

2.-Reparta elogios de forma sincera siempre que le sea posible.
Sea cálido con los demás. Manifieste aprecio por las actuaciones de los demás con elogios sinceros. En cualquier parte que esté, haga que alguien sienta su entusiasmo por medio del elogio. Las personas tienen hambre de elogios y reconocimiento por aquello que hacen; así pues, delo a manos llenas. Recuerde que el elogio es poder.

3.-No exprese opiniones y no será objeto de opiniones.
Una de las características positivas de las personas de éxito es que no tratan de imponer nunca sus propias opiniones a nadie. Nunca se muestran intolerantes. Las personas entusiastas estimulan a las personas que les escuchan con un acercamiento positivo, y en ningún momento tratan de imponer sus creencias personales.

4.-Busque siempre lo bueno en las demás personas.
Rehuse escuchar conversaciones negativas sobre usted mismo o acerca de los demás. Aléjese del chismorreo. Nunca prejuzge a ninguna persona, sin antes conocerla bien. No siembre dudas y negativos. Busque lo mejor en todas las personas, y le sorprenderá todas las maravillas que encontrará en los demás. Si busca y espera lo mejor en los demás, obtendrá solo lo mejor.

5.- Descanse de forma adecuada y aliméntese corectamente.
Es importante resaltar en este momento que el sueño y la alimentación correcta juegan un papel fundamental a la hora de mantener elevado su nivel de entusiasmo. Para asegurar el mejor desempeño de sus actividades diarias y la mayor vitalidad, esfuércese por mantenerse fisicamente bien. La base del entusiasmo es la energía, y la base de la energía es nuestra fisiología. Manténgase saludable y el entusiasmo
vendrá por si solo.

6.- Lleve consigo siempre todo lo positivo.
Deje a un lado el lastre de su pasado. Sacúdaselo de encima. Borre de su vida todo lo negativo. Sea un portador de buenas noticias y aspectos positivos. Transmita felicidad a su alrededor; ya tenemos a nuestro alrededor demasiadas cosas que nos recuerdan solo lo negativo: telediarios, periódicos,personas negativas. Sea usted diferente; enfoque en lo positivo.

7.- Sea divertido, sea alegre.
A todos nos gusta rodearnos de personas divertidas y alegres. El entusiasta se rie hasta de él mismo. Siempre ve alguna faceta alegre y divertida en todas las tareas por pesadas que estas parezcan. No permita que nada haga bajar su nivel de alegría.

8.- Ofrezca estímulo a los demás en todas las ocasiones en que le sea posible.
Nada logra más que los demás le vean como entusiasta que su capacidad para estimularlos. Escuche a la gente. Ayúdelos en sus problemas. Deje que emitan sus quejas para que arrojen fuera de ellas todo lo negativo, y después llene sus dolorosos vacios con esperanza y valor, con entusiasmo y estímulo. Haga que la gente se sienta mejor simplemente por su presencia. A través de su propio entusiasmo les proporcionará vigor y fortaleza para afrontar los retos que la vida nos presenta.

9.- Haga que los demás se sientan importantes.
La necesidad de sentirnos importantes es un anhelo universal de todo ser humano. A todo el mundo nos gusta pensar que tenemos un lugar en el mundo, y nos encanta recibir el reconocimiento de los demás. Por medio del entusiasmo puede demostrarles a los demás que le importan verdaderamente.

10.- Actúe con entusiasmo y generará entusiasmo.
De igual modo que el éxito produce más éxito, actuar con entusiasmo, genera más entusiasmo. Rétese a si mismo a actuar durante los próximos siete días tal y como lo haría si estuviese entusiasmado, y podrá comprobar como su capacidad para estar entusiasmado crece de día en día.

Fuente: www.psicologiayautoayuda.com

ver-siguiente-articulo