Siempre hay que tener la mente en positivo

Se ha comprobado científicamente que las personas que mantiene sus esperanzas soportan de mejor manera trabajos pesados, son menos depresivas, tienen mayor rendimiento, no presentan crisis de ansiedad y tienen un menor grado de tensiones emocionales, ya que el hecho de tener esperanza representa que uno es fuerte y no se rinde ante la depresión, la ansiedad, el derrotismo al toparse con los contratiempos y las dificultades.


Tener una mentalidad optimista es fundamental a la hora de buscar soluciones a nuestros problemas siempre hay que pensar en positivo, sea cual sea la adversidad que se nos presente.

Esta actitud no nos permite caer en la desesperación o la apatía, y se puede medir en función de cómo nos explicamos a nosotros mismos nuestros éxitos y de la misma manera como nos explicamos nuestros fracasos.

Justamente son las emociones externas las que nos pueden llegar a superar provocando de esta manera una serie de pensamientos negativos, como pueden ser el miedo, la ira, la tristeza, por eso hay que decirle adiós a los pensamientos negativos.

Para que esto no suceda, para que los pensamientos negativos no te agobien, siempre hay que mantenerse de muy buen humor y así poder controlar tus emociones.

Fuente: www.psicologiayautoayuda.com

ver-siguiente-articulo