Higiene postural en tu puesto de trabajo

Ya hemos crecido, y ahora nos toca trabajar. Vamos a analizar diferentes puestos de trabajo desde el punto de vista de la higiene postural y la ergonomía.

Empezamos con la administrativa, a quien son aplicables las normas posturales del estudiante en relación con la sedestación prolongada. Dadas las horas que permanece sentada frente al ordenador, un buen consejo es buscar situaciones en las que se vea obligada a levantarse y moverse, como beber constantemente agua para ir al aseo repetidas veces. También recomendaría alejar el archivador de la silla, para obligar a moverse, y además evitar las contorsiones necesarias para acceder al mismo sin levantarse de la silla. Por último, está bien pedirle al jefe un "pinganillo" de esos de Madonna, (manos libres), evitando así la pinza hombro-cabeza para sostener el teléfono mientras se habla y escribe a la vez, por las implicaciones negativas sobre la columna cervical que conlleva. "Si no me lo compras, me quejo al médico de contracturas y cojo la baja", como amable amenaza, les ha funcionado a muchas.
Para complementar lo comentado, la siguiente presentación tiene varios detalles ilustrados de importancia en relación con el trabajo con el ordenador.

Pincha y ve las diapositivas: Educación postural en la oficina

 

higiene-postural-en-la-oficina

Los albañiles, al desplazarse y cambiar de gesto y posición frecuentemente, se ahorran las sobrecargas relacionadas con el mantenimiento prolongado de una postura. Sin embargo, los gestos de flexión y rotación lumbar o las cargas pesadas y mal efectuadas (hay que acercar la carga al cuerpo, y utilizar la fuerza de las piernas en vez de la espalda), son los enemigos de la espalda de los trabajadores de la obra.
Los vigilantes, azafatas, y en general aquellos obligados a permanecer de pie mucho tiempo, deben vigilar algunos detalles, como: soportar el peso principalmente en las plantas de los pies, mantener las rodillas levemente flexionadas, separar los pies una distancia similar a la anchura de los hombros, dejar que los brazos cuelguen naturalmente hacia abajo a ambos lados del cuerpo, controlar los hombros para que no caigan hacia delante, y mantener la cabeza nivelada, sin que esté caída hacia delante, detrás, ni hacia los lados.


Los conductores deben regular bien el asiento y los espejos retrovisores, mover de vez en cuando el cuello y hombros (como dice la gente, para desentumecerlos), y hacer pausas cada 2 horas (a esto la gente le llama estirar las piernas). Tampoco va nada mal utilizar los retrovisores para aparcar, más que nada porque están para eso (retro - visores) y así evitamos descoyuntar el cuello con esas rotaciones de... 300 grados lo menos.
Y, como ya hemos trabajado mucho, y va siendo hora de dormir, vamos a ver como lo hacemos para descansar de forma respetuosa. El colchón ideal no existe, cada uno debe probar y elegir el que le resulte cómodo. En principio se recomienda uno firme, aunque muchas personas encuentran que los más blandos reducen su dolor lumbar. La almohada debe ser lo suficientemente alta como para cubrir el espacio entre la cabeza y el colchón cuando nos tumbamos de lado, quedando el cuello en posición neutra. Hay que evitar dormir boca abajo, y dormir de lado o boca arriba es a menudo útil para el dolor lumbar.
Como final del artículo, la siguiente presentación muestra unos dibujos que resumen los puntos más importantes de la higiene postural.

Pincha y ve las diapositivas: Recomendaciones para una buena higiene postural en distintos puestos de trabajo

higiene-postural-en-otros-puestos-de-trabajo

Fuente: osteonfisioterapia.blogspot