Colesterol, nuestras recomendaciones y aspectos a tener en cuenta.

 

Se considera que tener un nivel alto de colesterol en la sangre, especialmente del componente LDL (lipoproteínas de baja densidad), contribuye a la formación de placa en las arterias e impide el flujo de sangre al cerebro, los riñones, genitales, extremidades y corazón. Es una de las principales causas de enfermedades cardiovasculares porque el colesterol produce depósitos en las arterias. Otras enfermedades en las que el colesterol puede jugar un papel son: cálculos renales, impotencia (normalmente es el medicamento prescrito para tratar el colesterol el que la causa), trastornos mentales e hipertensión.

El colesterol es un elemento esencial de toda estructura celular y necesario para el funcionamiento correcto del cerebro y los nervios. También forma la base para la fabricación de las hormonas sexuales. El colesterol se crea en el hígado y es transportado por el torrente sanguíneo a los lugares donde es necesario. Es una sustancia grasa y, dado que la sangre es fundamentalmente agua, tiene que "atarse" a otras moléculas llamadas lipoproteínas para poder trasladarse. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) son las que mayor participación tienen en el transporte del colesterol por la sangre. Se cree que el LDL estimula el depósito de colesterol en las arterias, por lo que se denomina "colesterol malo". Las lipoproteínas de alta densidad (HDL), por otra parte, se denominan "colesterol bueno" porque trasladan el colesterol innecesario desde las células al hígado, donde se descompone antes de ser expulsado del organismo. Si todo funciona correctamente, el sistema se mantiene balanceado.

Sin embargo, si se acumula demasiado colesterol para que las HDL lo puedan transportar, o si no hay suficiente HDL para hacer esa labor, se pueden formar placas que se adhieren a las paredes arteriales y causar trastornos cardiovasculares.

Es importante distinguir entre el colesterol serum y el de la dieta. El primero es el que se encuentra en el torrente sanguíneo, mientras que el segundo es el presente en los alimentos. Cuando éste es excesivo, puede acumularse en la sangre, pero no es ésa la única causa. De hecho, siempre habrá una cantidad de colesterol en sangre aunque no se consuma ningún alimento con colesterol ya que la sangre lo produce.

El nivel de colesterol está muy influenciado por la dieta, pero también por la herencia genética. El consumo de alimentos altos en colesterol y/o grasa saturada aumenta el colesterol, mientras que una dieta vegetariana, ejercicio regular y los nutrientes niacina y vitamina C pueden contribuir a reducirlo.

El National Cholesterol Education Program estableció en 200 miligramos por decilitro de sangre (mg/g/ dl) el nivel "seguro" del colesterol total de la sangre (incluyendo LDL y HDL). Un rango de entre 200 y 239 es el mínimo deseable; sin embargo, ya un nivel superior a 200 conlleva un mayor riesgo de sufrir alguna enfermedad cardíaca. Se considera que por encima de 240 ese riesgo es alto.

El nivel normal de las HDL para los hombres adultos en Estados Unidos es entre 45 y 50 mg/d1 y para las mujeres, entre 50 y 60 mg/d1. Se ha indicado que niveles más altos, por ejemplo 70 u 80 mg/di, podrían proteger contra las enfermedades del corazón. Se considera que un nivel de HDL inferior a 35 mg/d1 representa un riesgo para la salud. Así pues, si usted tiene el colesterol en 200, el nivel de HDL en 80 y el de LDL en 120, tiene poco riesgo de contraer una enfermedad cardíaca. En cambio, si su nivel de HDL está por debajo de 35, aunque su colesterol total sea de 200 se considera que usted tiene alto riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. En otras palabras, a medida que el nivel de HDL baja, la probabilidad de sufrir del corazón aumenta, incluso si el nivel del colesterol total es bajo.

 

Selftest para determinar el nivel del colesterol

 

Usted puede chequearse el colesterol en su hogar utilizando un test llamado Advanced Care Cholesterol Kit, producido por Johnson & Johnson, que se consigue en las farmacias sin prescripción médica y da el resultado quince minutos después. Tenga en cuenta que los resultados pueden quedar distorsionados si espera más de cinco minutos luego de extraer la sangre o si hace el test cuatro horas después de haber tomado 500 miligramos de vitamina C, o después de tomar acetaminophen. Este test muestra solo el nivel de colesterol y tiene un porcentaje de fiabilidad del 97 por ciento.

Este test incluye pads del tamaño de una tarjeta de crédito que tienen un área con un reactivo químico. Cuando se deja caer una gota de sangre en la superficie del pad, esa sustancia química reacciona porque entra en contacto con algunas enzimas de la sangre y el área tratada cambia de color. El color se compara entonces con una tabla codificada de colores que trae el kit, lo que permite conocer el nivel del colesterol sanguíneo.

Si su colesterol es alto, siga las pautas nutricionales y las recomendaciones de esta sección; además, consulte con su médico.

A menos que se especifique otra cosa, las siguientes dosis se recomiendan para personas mayores de dieciocho arios. La dosis para los jóvenes de doce a diecisiete arios debe equivaler a tres cuartas partes de la cantidad recomendada. Para los niños de seis a doce arios debe utilizarse la mitad de la dosis recomendada y para los menores de seis arios, una cuarta parte.

 

¿Qué es el colesterol?

 

Déle una ojeada a cualquier diario o revista y lo más probable es que se refiera al colesterol. Hoy en día prácticamente a todo el mundo le interesa bajar su nivel de colesterol, y la mayoría de la gente desea saber cómo lograrlo. Lo primero que hay que saber es cómo se produce y cómo lo utiliza el organismo.

El colesterol es una sustancia cristalina que técnicamente está clasificada como un esteroide. Sin embargo, como es soluble en grasa y no en agua, al igual que todas las grasas también está clasificada como un lípido. El colesterol se encuentra de forma natural en el cerebro, los nervios, el hígado, la sangre y la bilis tanto de los seres humanos como de los animales vertebrados. Por esta razón, las personas que desean bajar el nivel del colesterol deben evitar la carne y los alimentos que contienen productos de origen animal o que se derivan de ellos.

A pesar de su mala reputación, el colesterol es necesario para que el organismo funcione correctamente. El hígado produce alrededor del 80 por ciento del colesterol total del organismo;el 20 por ciento restante procede de la dieta. El colesterol interviene en las hormonas sexuales y en el proceso digestivo, y las células lo utilizan para construir sus membranas. El colesterol viaja desde el hígado hasta los diversos tejidos del organismo a través del torrente sanguíneo por medio de una clase especial de moléculas de proteína llamadas lipoproteínas. Las células toman lo que necesitan y el resto permanece en el torrente sanguíneo mientras otras lipoproteínas lo recogen para devolverlo al hígado.

Hay dos clases principales de lipoproteínas: LDL (lowdensity lipoproteins, o lipoproteínas de baja densidad) y HDL (highdensity lipoproteins, o lipoproteínas de alta densidad). Las LDL se conocen popularmente como "colesterol malo"; las HDL, como "colesterol bueno". Conocer la función de cada clase de lipoproteínas permite entender esto. Las lipoproteínas de baja densidad están sobrecargadas de colesterol porque son las moléculas que lo transportan desde el hígado hasta las células del organismo. Por otra parte, las lipoproteínas de alta densidad llevan relativamente poco colesterol y circulan por el torrente sanguíneo eliminando el exceso de colesterol de la sangre y los tejidos. Cuando las HDL ya han viajado por el torrente sanguíneo y han recogido el exceso de colesterol, lo devuelven al hígado, donde nuevamente se incorpora en las LDL para ser llevado a las células. Cuando este proceso marcha bien, este sistema permanece en equilibrio. Pero cuando las HDL tienen que hacerse cargo de cantidades demasiado altas de colesterol, o cuando no hay suficientes lipoproteínas de alta densidad para cumplir esta labor, el colesterol puede formar placa y adherirse a las paredes de las arterias, lo que eventualmente puede conducir a enfermedades del corazón.

La manera exacta en que las lipoproteínas cumplen sus funciones no se conoce. Tampoco se sabe si trabajan con otros elementos del organismo, o cómo lo hacen. Lo que sí se sabe es que las personas con niveles altos de HDL y niveles relativamente bajos de LDL tienen menos riesgo de enfermarse del corazón. La obstrucción arterial puede mejorar en las personas que ya han tenido ataque cardíaco o bloqueo de las arterias cuando se logra elevar el nivel de las HDL y disminuir el de las LDL.

Debido a que las LDL son tan indeseables, es fundamental conocer la manera en que la dieta afecta al nivel del colesterol. Es apenas lógico hacer el esfuerzo de reducir el consumo de productos de origen animal y, por tanto, disminuir el nivel del colesterol. Sin embargo, el que proviene de la dieta es sólo una parte de la historia; hay otras sustancias que afectan al nivel del colesterol. Por ejemplo, se ha demostrado que las grasas saturadas elevan ese nivel incluso más que el colesterol proveniente de la dieta. Por tanto, si en la etiqueta de un producto dice "No cholesterol", ese producto podría afectar de todas maneras al nivel del colesterol. Hay otras sustancias que también contribuyen a elevarlo. El azúcar y el alcohol elevan el nivel del colesterol natural (el que el organismo produce). Aunque necesitamos esa sustancia, no conviene que nuestro organismo la produzca en grandes cantidades, que es lo que ocurre cuando consumimos azúcar y alcohol. El estrés también da por resultado sobreproducción de colesterol natural. En consecuencia, prevenir (o combatir) las enfermedades cardíacas exige una aproximación amplia, que abarque tanto el manejo de la dieta (evitando el consumo de productos de origen animal, grasas saturadas, azúcar y alcohol) como el manejo del estrés.

 

Hierbas

 

  • Cayenne (capsicum), goldenseal y berries de hawthorn ayudan a bajar el colesterol.

Advertencia: No se debe tomar goldenseal todos los días durante más de una semana seguida, y se debe evitar durante el embarazo. Se debe utilizar con cautela cuando hay alergia al ragweed.

 

  • Advertencia: No se debe tomar goldenseal todos los días durante más de una semana seguida, y se debe evitar durante el embarazo. Se debe utilizar con cautela cuando hay alergia al ragweed.

 

  • La spirulina, tomada a diario, rebaja el colesterol según estudios realizados.

 

  • Se ha probado que la canela reduce el colesterol. En vez del producto usado en cocina, tome Cinnulin P, de Nutrivitals.

 

Recomendaciones

 

- Incluya en su dieta los siguientes alimentos que ayudan a bajar el colesterol: almendras, manzana, banano, zanahoria, pescado de agua fría, fríjol seco, ajo, toronja, oats, salmón, fresas, nueces y aceite de oliva.

- Consuma abundante fibra. Las frutas, los vegetales y los granos enteros son ricos en fibra. La fibra dietética soluble en agua es muy importante para reducir el nivel del colesterol sanguíneo y se encuentra en fríjol, barley, brown rice, frutas, glucomannan, guar gum y oats. El oat bran y el brown rice bran son los mejores alimentos para bajar el colesterol. Los cereales de grano entero (consumidos con moderación) y el brown rice también son provechosos. Como la fibra absorbe los minerales de los alimentos en los cuales se encuentra, es necesario tomar cantidades adicionales de minerales independientemente de la fibra.


- Tome jugos frescos, especialmente de zanahoria, apio y remolacha. El jugo de zanahoria ayuda a lavar la grasa de la bilis del hígado y esto contribuye a bajar el nivel del colesterol.


- Haga cada mes un ayuno de spirulina, con jugo de zanahoria y de apio o limón y agua destilada al vapor.


- Utilice solamente aceites prensados en frío y sin refinar. Estos aceites nunca son sometidos a temperaturas superiores a 110°F durante el procesamiento, que es la temperatura a partir de la cual empieza la destrucción de las enzimas. Use aceites vegetales que sean líquidos a temperatura ambiente, como aceite de oliva, de soya, de flaxseed, de primrose y de semilla de black currant. Se recomienda el aceite de oliva.
No consuma ninguna nuez, excepto walrtuts, pecans y almendras crudas y sin salar. Las almendras son ricas en arginine. Un estudio mostró que rebajaron el nivel de colesterol en dieciséis puntos a lo largo de un periodo de cuatro semanas.


- Reduzca la cantidad de grasa saturada y colesterol de su dieta. Todas las grasas de origen animal y los aceites de coco y de palm kernel son grasas saturadas. Elimine de su dieta todas las grasas hidrogenadas y las grasas y los aceites endurecidos, como margarina, manteca de cerdo y mantequilla. No consuma grasas calentadas ni aceites procesados, evite los productos de origen animal (especialmente cerdo y productos a base de carne de cerdo) y los alimentos fritos o grasosos. Lea siempre las etiquetas de los productos detenidamente. Sí puede consumir, pero con moderación, leche nonfat, lowfat cottage cheese y carne blanca sin piel (preferiblemente de pavo).


- No consuma alcohol, tortas, golosinas, bebidas carbonatadas, café, gravies, creamers no lácteos, pies, alimentos procesados o refinados, carbohidratos refinados, té, tabaco ni pan blanco.


- Haga ejercicio regularmente pero con moderación. Antes de iniciar cualquier programa de ejercicios debe consultar con el médico.


- Trate de evitar el estrés y la tensión. Aprenda técnicas de manejo del estrés.

 

Aspectos para tener en cuenta

 

- El colesterol alto está directamente relacionado con enfermedades como la de Alzheimer, arterioesclerosis, trastornos cardiovasculares, problemas circulatorios, ataques al corazón, hipertensión y osteoporosis. Para conocer lo mejor posible los factores que influyen el colesterol alto, es aconsejable visitar todas las secciones donde se tratan estas enfermedades interrelacionadas.


- La carne y los productos lácteos son fuentes muy importantes de colesterol. Los vegetales y las frutas no contienen colesterol.


- Mucha gente usa margarina o shortening vegetal como sustitutivos de la mantequilla porque no contienen colesterol. Sin embargo, esos productos contienen compuestos llamados cisfatty acids y transfatty acids, que se oxidan cuando se exponen al calor y luego bloquean las arterias. Esos compuestos se han asociado con la formación de los nocivos radicales libres.


- El café puede elevar el nivel del colesterol sanguíneo y duplicar el riesgo de enfermedad cardíaca cuando se consume en grandes cantidades. Según un informe publicado en la revista médica The New England journal of Medicine que se basó en la observación de quince mil bebedores de café, a medida que aumenta el consumo también aumenta la cantidad de colesterol en la sangre.


- Los sustitutivos de la crema (creamers no lácteos para el café) son una mala alternativa para los productos lácteos ricos en colesterol. Muchos de esos productos contienen aceite de coco, que es grasa altamente saturada. Es preferible utilizar leche de soya o de almendra.


- El organismo necesita grasa, pero debe ser la adecuada. Las grasas buenas proporcionan ácidos grasos esenciales, que son de suma importancia para la salud. Las grasas aportan energía, permanecen en el tracto digestivo más tiempo que las proteínas o los carbohidratos, y hacen que la persona se sienta satisfecha. Actúan como lubricantes intestinales, generan calor corporal y movilizan en el organismo las vitaminas solubles en grasa (A, D, E y K). La mielina, el recubrimiento protector de las fibras nerviosas, se compone de grasas, al igual que todas las membranas celulares. Infortunadamente, la mayoría de los estadounidenses consumen cantidades muy altas de grasas perjudiciales, es decir, grasas saturadas, hidrogenadas y calentadas. El consumo de esta clase de grasas se ha relacionado con la obesidad, las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.


- Se ha visto que la terapia a base de la hormona del crecimiento humano disminuye los niveles del colesterol.


- Muchos restaurantes de fast food utilizan sebo de res (grasa) para preparar las hamburguesas, el pescado, el pollo y las papas a la francesa. Esos alimentos fritos no sólo contienen grandes cantidades de colesterol, sino que la grasa es calentada a altas temperaturas para freírlos, lo que genera oxidación y formación de radicales libres. Calentar la grasa, especialmente fritar alimentos en grasa, también produce transfatty acids tóxicos. Estas sustancias se comportan como las grasas saturadas en el sentido de que bloquean las arterias y elevan el nivel del colesterol sanguíneo.


- Hay medicamentos que pueden elevar el nivel del colesterol. Entre ellos se cuentan algunos medicamentos esteroides; anticonceptivos orales; furosemide (Lasix) y otros diuréticos, y levadopa (Ldopa, que se consigue con los nombres comerciales Dopar, Larodopa y Sinemet), que se utiliza para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Los betabloqueantes, que suelen prescribir los médicos para la presión arterial alta, pueden alterar la proporción entre las LDL (lowdensity lipoproteins, o lipoproteínas de baja densidad) y las HDL (highdensity lipoproteins, o lipoproteínas de alta densidad) de la sangre. Hable con su médico si toma alguno de estos productos o cualquier otro que pueda afectar a sus niveles de colesterol.


- Algunas personas afirman que tomar tabletas de charcoal baja el colesterol sanguíneo. Sin embargo, el charcoal absorbe buenos nutrientes además del colesterol. El activated charcoal no se debe tomar todos los días, ni junto con otros suplementos o drogas. Otros "expertos" recomiendan tomar cápsulas de aceite de pescado para bajar el colesterol; no obstante, el aceite de pescado es 100 por ciento grasa y no hay evidencia de que este aceite reduzca la grasa sanguínea.


- Al parecer, el aceite virgen puro de oliva baja el nivel del colesterol. Es probable que la razón por la cual los habitantes de Italia y de Grecia presentan niveles tan bajos de colesterol sea su dieta, que es rica en ácidos grasos monoinsaturados e incluye mucho aceite de oliva.


- Estudios han revelado que las dietas del llamado Tercer Mundo, que consisten en granos, frutas y vegetales, derivan en niveles bajos de colesterol. En cambio, las tasas de enfermedad cardíaca y circulatoria en Estados Unidos y en los países del norte de Europa, donde se consumen grandes cantidades de carne y productos lácteos, son sumamente altas. Incluso niños de esos países presentan síntomas de enfermedad vascular progresiva por hipercolesterolemia (exceso de colesterol en la sangre).


- En el mercado se pueden conseguir con receta médica varias drogas para bajar el colesterol. Esas drogas son costosas y pueden ocasionar graves efectos secundarios. Nosotros consideramos que sólo se deben utilizar como último recurso. La manera más sensata de mantener la grasa sanguínea en un nivel seguro es eliminando de la dieta las grasas de origen animal (incluyendo la carne, la leche y todos los productos lácteos), y consumiendo grandes cantidades de fibra y alimentos que aumentan el volumen de la materia fecal (granos enteros, frutas y vegetales).


- La luz solar, o su falta, mejor dicho, tiene efectos adversos sobre el nivel de colesterol.


- Reducir el colesterol puede frenar el bloqueo arterial.


- Algunas personas tienen un problema hereditario que no les permite reducir el nivel de las LDL ni siquiera haciendo una dieta completamente sana. Algunos investigadores están desarrollando un dispositivo que trabaja con una enzima para descomponer esas lipoproteínas y acelerar su eliminación antes de que puedan fijarse a las paredes arteriales y formar placa. Ese dispositivo se implantaría debajo de la piel para controlar los niveles sanguíneos de las LDL.