DERRUMBAR FALSOS MITOS

Lo primero, es derrumbar un mito, eso de que tomando un vaso con agua con azúcar mejoran las agujetas, esto era porque se pensaba que el agua con azúcar disolvía esos hipotéticos cristales de lactato que se clavaban en el músculo. Como hemos comentado estos cristales no existen por lo tanto este remedio pierde su sentido.

El frio como en cualquier lesión aguda con inflamación tiene un efecto positivo. Incluso lo ideal podría ser el sumergir la zona afectada en un barreño con agua fría. Personalmente, creo que se obtiene un alivio de las molestias con el baño de contraste, 3 minutos en un recipiente con agua caliente y 1 minuto en fría. Hay muchas formas de hacerlo, yo en este caso suelo recomendar a mis pacientes que acaben en agua fría, para que perdure el efecto antiinflamatorio.

agujetas-estiramientos2
Calentamiento previo

APLICACIÓN DE CREMAS

También pueden ser útiles cremas con acción antiinflamatoria, yo utilizo kinefis crema, pero existen muchas cremas en el mercado que se pueden utilizar con este fin.

Pero sin duda, la forma ideal de hacer desaparecer las agujetas es el realizar la misma actividad que las creó pero a una intensidad menor. El ejercicio aumenta el riego sanguíneo en la zona disminuyendo los metabolitos y el dolor.