Técnicas utilizadas ( I )


Presión deslizante:


La nueva técnica CTS de abordaje de los puntos gatillo consiste en trabajar en primer lugar la fascia superficial del músculo en el que se encuentra el PG afectado, la técnica será mediante un leve estiramiento del mismo (buscando la primera barrera de resistencia) junto con una presión deslizante del Cool Roller de forma profunda i lenta, con esta técnica logramos una analgesia y relajación del músculo en cuestión, podemos realizar 3 pases por encima del músculo buscando en cada pase la nueva barrera de resistencia.

Al paciente se le tiene que dar una referencia inicial con la que juzgar la mejoría de su amplitud, de movilidad después del tratamiento, de forma que pueda ser consciente de los progresos realizados.

Mientras se aplica presión deslizante del Cool Roller se conserva un estiramiento suave para mantener el músculo estirado hasta la barrera.
A medida que el músculo se afloja, el terapeuta retensa suavemente lo que se haya distendido para restablecer una nueva posición de estiramiento que vuelva a alcanzar la barrera.

Para una mayor eficacia de la técnica se tiene que tener en cuenta:

  • Ritmo:

 

Se tiene que procurar hacer un ritmo armónico y continuo para contribuir a la relajación del paciente.

  • Velocidad:

 

En caso de la presión deslizante la velocidad del trazo realizado debe oscilar entre los 1 y 3 cm/s.

La velocidad debe variarse dependiendo de la sensibilidad del paciente (a mayor molestia menor velocidad) y de la resistencia ofrecida por el tejido (a mayor resistencia menor velocidad).

En principio no se debe utilizar lubricante.

  • Intensidad:

 

Dependerá en todo momento de las características del paciente y del área a tratar.
Puede ser un poco molesto para el paciente pero nunca sobrepasar el umbral del dolor.

  • Procedimiento de la técnica fascial:

 

Se debe de aplicar una presión más deslizamiento con el músculo en ligero estiramiento con la superficie del CR encima del musculo a tratar hasta notar que las fibras se van soltando, iremos avanzando lentamente hasta notar que se libera la tensión.

La dirección será a favor de las fibras.
Se deben hacer tres pasadas en el músculo antes de empezar a utilizar la siguiente técnica.

La superficie de contacto del Cool Roller puede ser más o menos amplia según la presión y la zona a tratar cuanto mayor es la superficie de contacto, más difícil presionar de manera profunda el músculo.

Mientras más frío esté el CR más eficacia y analgesia tendrá.

A medida que vayamos avanzando iremos notando las bandas tensas y los puntos gatillo a tratar.

  • Nuestro objetivo es:

 

* Rebajar la tensión.
* Cambiar la ubicación o la calidad de la barrera motora. Se percibe una sensación de almohadillamiento, probablemente relacionada con la hidratación tisular.
* Disminuir el dolor a la palpación.
* Crear hiperemia.
* Disminuir el dolor en el movimiento.

Percusión y estiramiento del punto gatillo:


En esta técnica se comienza alargando pasivamente el músculo hasta el inicio de la resistencia.

En primer lugar el terapeuta localiza el punto gatillo a tratar, una vez localizado se coloca el puntero del CR encima (rodeando el cuelo del CR con el primer y segundo dedos), se presiona y se fija con una presión constante, a continuación con la segunda y tercera falanges de la mano que queda libre, se percute de forma suave la esfera posterior del CR, las manos siempre deben de estar relajadas y la percusión no debe de ser fuerte.

Con esta técnica conseguimos presionar el punto gatillo a la vez que al percutirlo le enviamos una vibración que hace que baje el umbral del dolor rápidamente.

Esta técnica es muy efectiva y puede utilizarse después de las técnicas de presión deslizante para despegar fascias.

Un mismo punto gatillo se puede percutir hasta unos 20-30 a razón de 1-2 percusiones por segundo , un mismo PG puede percutirse hasta tres veces, se puede percutir un punto gatillo, buscar otro percutirlo, y volver a percutir el anterior, haciendo un circuito.

Durante La percusión de un mismo punto gatillo, puede cambiar de velocidad y de intensidad

Liberación por presión del PG.

 

El terapeuta alarga el músculo hasta el punto en que se siente resistencia dentro de la zona de confort, seguidamente aplica una presión suave y gradualmente creciente sobre el punto gatillo hasta que con el puntero del Cool Roller® se encuentra un incremento definido de la resistencia tisular (barrera).

En este punto el paciente puede sentir una cierta molestia pero no debe sentir dolor.

Se mantiene la presión, hasta que el terapeuta nota una disminución de la tensión bajo el puntero del Cool Roller.

Durante este periodo el terapeuta puede cambiar el ángulo del puntero del CR para obtener mejores resultados.

Esta técnica es de las más extendidas y se suele utilizar el dedo pulgar o primer dedo para liberar la tensión aunque suele ser molesto para el terapeuta por la presión que debe ejercer. Con el puntero del CR libera al terapeuta de apretar y forzar así las articulaciones de sus dedos.

Existen un sinfín de técnicas para liberar los puntos gatillo en este artículo se exponen algunas ya existentes y adaptadas para ser tratadas con el Cool Roller y otras totalmente nuevas, con ello se intenta mejorar la efectividad de los tratamientos, facilitar y hacer mas cómodo el trabajo del terapeuta.


http://blog.fisaude.com