- Nuestra primera recomendación es la aplicación de hielo, incluso si es posible consideramos, ideal el introducir todo el pie hasta cerca de la rodilla en un recipiente con agua y hielo. Los efectos serán más notorios. Si la sensación de frió en los dedos es demasiado intensa, se pueden proteger con un guante de látex.

vendaje-neuromuscular-drena
Vendaje neuromuscular
(1) nosotros somos partidarios o del vendaje elástico con U de foam, lo que nos suele dar buen resultado para evacuar el edema de la zona subamaleolar, o bien el kinesiottaping linfático, que mediante su acción combinada con el movimiento es muy eficiente en la fase inflamatoria.

 




(2) La presión del cyriax debe ser acorde con la fase de la lesión
, nosotros recomendamos tener conocimientos de liberación miofascial, para adquirir la sensibilidad suficiente para que sea un cyriax con máximo respeto al tejido.

(3) La propiocepción se puede ir trabajando desde el principio, aunque su intensidad irá en aumento, siendo la fase final de la recuperación ejercicios de equilibrio sobre el pie lesionado, con ojos abierto y cerrados, sobre planos cada vez más inestables (ejercicios a la pata coja sobre el pie lesionado y con la rodilla estirada). Recomendamos mantener este trabajo durante un tiempo prolongado, ya que a veces es el que consigue erradicar las pequeñas secuelas que puede dejar un esguince de tobillo.

(4) Nuestra recomendación es que no exista un reposo completo,
la propia acción de caminar favorece el bombeo, para evacuar los productos de desecho que crea la inflamación, por eso tenemos como objetivo facilitar al máximo una marcha y vida normal, pero siempre dentro del sentido común de lo que nuestro tobillo puede soportar. Consideramos más perjudicial posiciones estáticas mantenidas, sentado o de pie que la propia marcha, facilitada, con vendaje funcional, kinesiottaping, e incluso si no queda otro remedio, en una primera fase, una muleta.

cremas-kinefis-cremas
Cremas kinefis cremas

(5) En cuanto a cremas y geles, están indicadas inicialmente las que tengan principios activos que puedan controlar el exceso de inflamación y dolor, existen numerosas ofertas en el mercado que puedan cumplir estos objetivos, nosotros recomendamos kinefis crema por el hecho de tener un alto contenido de principios activos, y ser muy respetuosa en su formulación natural con el cuidado de la piel. En una segunda fase podría ser más útil cirkalia, una vez ya sale el hematoma, al retirar el vendaje. De todos modos, aquel que conozca un poco de kinesiología, puede testar cual es la crema más útil en cada momento.

(6) En cuanto a órtesis de sujeción, opinamos que pueden ser útiles en un primer momento, pero que no debemos prolongar en el tiempo su uso, ya que lo que conseguiríamos es que las estructuras que tienen que hacer esa función de estabilidad se atrofien.

Todo lo que un terapeuta hace es facilitar un proceso de recuperación propio del cuerpo, por eso debemos tener siempre claro, que nuestro objetivo es ser respetuoso con el cuerpo seguir sus propias fases de recuperación y facilitarlas dentro de nuestras capacidades.