LA SITUACIÓN EMOCIONAL DEL PACIENTE PUEDE SER CLAVE

Kinesiología holística: con los test de kinesiología podríamos testar, los componentes emocionales, químicos, energéticos y estructurales que sin duda interactúan para crear o perpetuar una patología. A nivel emocional, podríamos utilizar diversas técnicas, como la integración de emociones o las conocidas flores de Bach. A nivel químico, puede haber carencias de vitaminas sobre todo del grupo B y minerales como el magnesio, calcio, potasio etc.., fundamentales para un buen funcionamiento a nivel muscular. Pueden existir intoxicaciones, (por metales pesados, por ejemplo por presentar amalgamas de mercurio) etc... intolerancias alimentarías, y de especial importancia en la fibromialgia en concreto, los factores hormonales, para los que tanto la homeopatía, como la fitoterapia pueden ser un gran apoyo. Oligoelementos como zinc-cobre, cobalto, etc... o plantas como la artemisa, aceite de onagra, o isoflavonas pueden actuar a nivel hormonal y mejorar el estado de estos pacientes. A nivel energético terapias como la acupuntura, la auriculoterapia, etc... pueden ayudar al tratamiento de esta compleja patología

Liberación somato-emocional: ya arriba en la descripción se habla de la importancia del factor emocional en esos pacientes que sufren fibromialgia. Estoy totalmente de acuerdo con los estudios que consideran que el estado de ánimo también es consecuencia del proceso de dolor crónico que sufren estos pacientes, esto parece algo evidente, cuando tenemos un dolor que no nos deja descansar nuestro estado emocional no va a ser el adecuado. Esto se vuelve un circulo vicioso que de nuevo vuelve a influir en que si mi estado de ánimo no es el adecuado, cada vez sentiré más dolor. Pero ahora me gustaría aportar algo más a esta visión emocional, la experiencia de trabajo con pacientes fibromialgicos me dice que el componente emocional no solo está presente después de su proceso de dolor crónico, sino que muchas veces ya es anterior. Lanzo una simple recomendación, investigad un poco sobre la situación emocional de un paciente con fibromialgia antes de diagnosticar su enfermedad. En muchas ocasiones su primer brote será después de alguna situación emocionalmente traumática para él, es más, muchas veces los sucesivos brotes de agudización de dolor, serán después de situaciones emocionalmente traumática para ellos.

Pongo un ejemplo que nos podemos encontrar varias veces, mujer que no se siente realizada en su situación laboral, familiar etc.. Es fácil que está situación unidas a otras como los problemas hormonales propios de la mujer, problemas de alimentación, etc.. empiecen a dar una sintomatología que aparentemente no tiene una explicación fisiológica y que finalmente se diagnosticará como fibromialgia. Pretendo llamar la atención de que en la mayoría de los casos que nos vienen a la consulta con fibromialgia los pacientes reconocen un estado emocional alterado anterior a sus primeros síntomas, en la mayoría de los casos, podrían llegar a concluir que efectivamente sus síntomas empezaron poco después de un hecho concreto muy traumático para ellos. Por supuesto, no pretendo ser dogmático con esto, ni tengo las herramientas necesarias para hacer de esto un estudio científico, no es está mi pretensión, al menos de momento, pero sí creo interesante para cualquier terapeuta físico, o persona que soporta este dolor, poner un acento sobre la situación emocional de un paciente que sufre mucho y a diario. En este sentido la terapia de liberación somato-emocional puede ser una buena ayuda para liberar la energía negativa asociada a diversos traumas que pueden desencadenar o perpetuar patología como la fibromialgia.

Acupuntura: El tratamiento con acupuntura en pacientes con fibromialgia requiere la realización de una correcta historia clínica a nivel bioenergético para obtener unos datos precisos del paciente y con ello hacer un tratamiento individualizado y personalizado para obtener unos buenos resultados terapéuticos. Todo ello es debido a que los factores desencadenantes de esta "enfermedad" pueden ser muy diversos dependiendo del paciente tratado.
Por lo tanto lo que explicamos a continuación es una aproximación al tratamiento con acupuntura donde hablaremos en general y los puntos aconsejados serán puntos interesantes que podemos usar, pero que sería necesario personalizarlo según el caso a tratar.
Según la Medicina China pueden influir muchos factores etiológicos en la aparición de los diferentes y variados síntomas que presenta la fibromialgia. Así podemos decir que por un lado nos van a influir las energías perversas externas como son el viento, frío y humedad que pueden penetrar por debilidad de la energía defensiva interna (energía wei) y, a su vez, también suele haber en estos casos un problema energético a nivel del elemento madera (H-VB). Por lo tanto debemos  investigar cuales son las causas que nos llevaron a que la energía de Hígado esté alterada y a que la energía defensiva sea insuficiente para defendernos de las noxas externas. Entre ellas pueden estar trastornos emocionales o estrés, alteraciones en la alimentación, debilidad congénita, desarreglos energéticos en otro de los cinco elementos, factores ambientales, etc.


Algunos puntos de interés terapéutico pueden ser los siguientes:
36 E, 4 IG: Favorecen la defensa orgánica e inmunidad. Tratan dolores en miembros inferiores y miembros superiores respectivamente. También junto con el 12 VC neutralizan la humedad.
3 H, 34 VB: Regulan el movimiento madera. Muy útil en estrés y alteraciones emocionales. Además el 34 VB es punto de acción especial en músculos y tendones.
6 MC: Regula la energía defensiva interna e interesante en tratamiento emocional.
3 R, 7 R: Tonifican Riñón, que a su vez alimenta energéticamente a Hígado
20 VB, 10 V, 16VG, 12ID: Dispersan el viento.
60 V: Neutraliza el frío (sobre todo en la cara dorsal del cuerpo y más aún cuando es moxado).

moxibustion
Moxibustión


8 H, 14 H: Tonifican la energía de Hígado. También podemos usar el 18 V (incluso moxarlo) si queremos tonificar el yang de Hígado
13 H, 12VC: Regulan órganos y vísceras, respectivamente.
6 BP, 10 BP: Tonifican la sangre y son muy útiles en problemas ginecológicos
6 VC, 17 VC: Tonifican la energía (junto con 36 E y 4 IG ya mencionados). Además el 17 VC es útil en alteraciones emocionales y opresión en pecho.
También se pueden usar puntos ashi de dolor local o usar la técnica de meridianos tendinomusculares en el área correspondiente a un dolor concreto.
Se podrían citar muchísimos más puntos y los puntos aquí mencionados tienen otras muchas funciones no descritas, pero la finalidad del artículo es que se puedan elegir algunos de estos puntos más importantes e incluso usarlos mediante digitopuntura (presionando con los dedos).

Auriculoterapia: Podemos usar los puntos locales de la zona de dolor ( c. cervical, . dorsal, c. lumbar, brazos, piernas, manos, etc.) según el caso en concreto. Además son útiles el punto Hígado, punto Riñón, Shen Men, Punto Tálamo, Punto Antidepresivo, Punto Cero, Punto de Relajación Muscular, Punto Tranquilizador, Punto Vitalidad.

Reeducación postural global (RPG): estos pacientes pueden beneficiarse de aprender ciertas posturas de estiramiento global, para realizar diariamente, tanto en su domicilio, como en la consulta de su fisioterapeuta. Esto les puede dar como mínimo una mejor calidad de vida en el día a día.

La punción seca podría ser una opción ante un punto gatillo o trigger point muy rebelde. En estos pacientes no la consideramos una técnica de elección, porque es relativamente dolorosa y el umbral de dolor en estas personas es muy bajo. Recomendamos las técnicas conservadoras de tratamiento de puntos gatillo como técnica de Jones, Presión isquémica, etc...

 

terapia-craneo-sacral-y-fibromialgia
Terapia cráneo-sacral

La terapia cráneo sacral puede apoyar de forma muy marcada a estos pacientes, ya que son técnicas muy sutiles, relajantes y placenteras, que reequilibran el sistema craneosacro, que sin duda presentará deficiencias en estos pacientes, con muchas restricciones a nivel de los distintos puntos de anclaje de la duramadre y de las membranas intracraneales.

La terapia visceral: en muchos pacientes existen asociados síntomas funcionales a nivel visceral, como estreñimiento, cólicos nefríticos, malas digestiones, dificultades respiratorias y un largo etc... Aquí puede ser muy útil apoyar el funcionamiento fisiológico de nuestras vísceras con terapia visceral.

• Desde la osteopatía, podremos trabajar a varios niveles en estos pacientes, podemos incidir en sus problemas biomecánicos, así como a nivel visceral. No obstante, nos parece de especial interés la existencia de ciertas técnicas que pueden influir en el sistema nervioso, tanto a nivel simpático como parasimpático, ayudando a regular la situación general del paciente fibromiálgico.