Introducción

El embarazo provoca una serie de cambios a todos los niveles en la mujer embarazada.

El sistema cardiovascular se ve afectado por estos cambios, se altera el funcionamiento normal y estas alteraciones tienen diferentes repercusiones en la mujer. Una de las principales repercusiones son problemas del retorno venoso y como consecuencia la aparición de varices y hemorroides.

Las varices consisten en la dilatación anormal del sistema venoso superficial, provocada por una debilidad estructural de la pared venosa. Las venas se ensanchan, dilatan y debilitan, dificultando el retorno de la sangre al corazón y provocando éxtasis venoso .

varices-factores-predisponentes1

Las hemorroides son dilataciones de las venas de los plexos venosos de la mucosa del recto o del ano. Si están afectadas  las venas  del plexo superior se llaman hemorroides internas, se sitúan por arriba del conducto anal y se encuentran cubiertas por mucosa. Las del plexo venoso inferior se hallan situadas por debajo de la unión anorrectal y están cubiertas por piel exterior.