Diferentes técnicas útiles

Depresoterapia

La depresoterapia realiza un masaje endodérmico y muscular, mejorando los resultados a nivel circulatorio respecto a la técnica manual, ya que al crear un campo hipopresivo se inhibe la acción vasoconstrictora del sistema nervioso simpático autónomo.

Efectos fisiológicos:

  • Hipervascularización; moviliza la sangre en los capilares. Esto ayuda para aumentar el aporte sanguíneo en el caso de contracturas o de isquemia muscular.
  • Efecto de desfibrosado al poner en tensión los tejidos.
  • Drenaje tisular y linfático.
  • Tonificación tisular al estimular la elastina y mejorar los intercambios metabólicos.

 

depresoterapia
Depresoterapia

Indicaciones:

  • Estéticas: remodelación corporal y facial (celulitis, flacidez, arrugas), cicatrices y estrías.
  • Terapia de relajación y antiestrés (insomnio, cefaleas).
  • Masoterapia, contracturas (enlace con la explicación de la lesión), masaje del tejido conjuntivo, etc.
  • Trastornos funcionales en gastroenterología.
  • Dermatología: cicatrices, adherencias, prevención y tratamiento de las escaras, retraso en la cicatrización, seborrea, acné, drenaje tisular, prevención y tratamiento de las estrías.


Contraindicaciones:

  • Tumores.
  • Reumatismos inflamatorios agudos.
  • Fragilidad capilar excesiva.
  • Enfermedades infecciosas evolutivas.
  • Dermatosis mayores.
  • Infecciones y linfangitis.
  • Heridas abiertas.
  • Flebitis, tromboflebitis e insuficiencia venosa grave.
  • Alteraciones de la sensibilidad.
  • Pacientes con tratamiento anticoagulante o antiagregante.

Masaje anticelulítico

Es un trabajo complementario a la depresoterapia. Consiste en la aplicación de la pinza rodada sobre aquellas zonas que presentan una adiposis localizada, con el objetivo de estimular las células adiposas y mejorar su metabolismo. Para su aplicación puede utilizarse un medio lubricante, preferentemente basado en la fitoterapia.

Drenaje linfático manual


El DLM como medicina "antiaging". El proceso natural de envejecimiento del organismo humano puede verse acelerado por diversos factores. La existencia de un buen aporte de nutrientes y factores protectores a las células de los tejidos, así como un buen drenaje o salida de residuos, es esencial para que las células de nuestro cuerpo desarrollen un alto grado de vitalidad. El DLM favorece un cierto tipo de limpieza en los tejidos que manifiesten cierto entorpecimiento en su drenaje linfático. Por eso, el drenaje linfático es una de las mejores técnicas complementarias al tratamiento de fisioestética.

drenaje-linfatico
Drenaje linfático

Indicaciones
- Trastornos cutáneos:

  • Acné. El efecto drenante, antiedematizante y limpiador del DLM va a mejorar la respuesta de la piel a los diferentes tratamientos del acné.
  • Rosácea. Afección inflamatoria crónica con congestión y enrojecimiento de la piel, pápulas, pústulas y telangiectasias aisladas. El DLM debe de aplicarse de forma suave junto con un tratamiento médico adecuado.
  • Dermatitis perioral.
  • Eritema facial persistente. Trastorno de la circulación sanguínea periférica que se inicia con una reacción vasomotora exagerada en la piel de la cara desencadenada por estímulos de origen diverso. Con el paso del tiempo este enrojecimiento se va haciendo permanente y aparecen telangiectasias y una base edematosa. El DLM en estos pacientes insiste en las regiones vecinas, no sobre la zona que presenta la afección.


- Tejido graso:

  • Paniculopatía esclero-fibro-edematosa o celulitis
  • Lipedema


- Cirugía.

Toda cirugía, por los traumatismos que provoca, produce una reacción inflamatoria local con hinchazón y edema en los tejidos afectados y circundantes. La aplicación del DLM antes y después de la operación ayudará a conseguir mejores resultados que si dejamos que el organismo responda por sí solo a la agresión quirúrgica.

  • Aplicación previa: el DLM ayuda a eliminar los residuos del medio, de tal forma que los fibroblastos se encontrarán en mejor estado para estimular la reparación y restitución de los tejidos lesionados por la futura intervención quirúrgica.
  • Aplicación post-quirúrgica: el DLM drena los edemas resultantes de los daños quirúrgicos y favorece una más rápida regeneración y reparación de la piel y otros tejidos afectados. Además favorece la reconstrucción de los capilares linfáticos separados por la herida.


- Cicatrices.
El exceso de líquido en una herida dificulta su cicatrización, ya que favorece la infección de la herida y la proliferación excesiva del tejido conjuntivo (cicatriz hipertrófica o queloide).

- Quemaduras.

Electroterapia


La más utilizada es la de baja frecuencia compensada simétrica, sobre todo para conseguir la lipoestimulación, que consiste en la estimulación del receptor beta 1 del adipocito para extraer el glicerol de los mismos, y la vascularización de una zona dérmica determinada, para facilitar la nutrición y drenaje de esa zona.

electroestimulacion
Electroestimulación


Para conseguir estos efectos debemos seleccionar una serie de parámetros:

Vasodilatación arterial: 150ms de impulso, 8hz de frecuencia y subumbral sensitivo.

  • Estimulación del adiposito: 150ms de impulso, 15hz de frecuencia, umbral doloroso.
  • También podemos utilizar la electroestimulación con media frecuencia para problemas de debilidad o flaccidez muscular (interferenciales).

 

Ultrasonoterapiaultrasonoterapia

Existen cuatro tipos de ultrasonidos en fisioestética: de 1Mhz, 3Mhz, 30Khz y 517Khz.
Los 2 últimos son atérmicos, es decir, no generan calor a su paso por los tejidos, por lo que pueden aplicarse de forma estática, y además realizan una estimulación selectiva de los receptores de membrana adipocitarios, de tal forma que se consigue la extracción de glucosa de los adipositos, reduciendo así el volumen de los mismos, y en ocasiones también el número.

Efectos generales

  • mejora el drenaje fisiológico por la dilatación de microcanales sanguíneos y linfáticos.
  • disminuye la fibrosis del tejido graso
  • el US contínuo ayuda a la gelatinización del medio.
  • el US pulsado evita formación de adherencias y fibrosis, y mejora la elasticidad del colágeno.


Indicaciones

  • 1Mhz (llega a la grasa pero sólo la calienta): en tratamientos post-liposucción, con efecto anti-inflamatorio.
  • 3Mhz (sólo llega a la piel, por lo que es ideal para cicatrices): tratamientos faciales o superficiales. También se realiza sonoforesis.
  • 20Khz: lipólisis ultrasónica (rompen lipocitos).
  • 30Khz: celulitis, para estimular el receptor del adiposito y eliminar glucosa.
  • 517Khz: celulitis, para realizar una estimulación noradrenérgica libre.


El ultrasonido está contraindicado en aquellos casos en los que esté presente el edema.