TANTO TRATAMIENTO COMO EN PREVENCIÓN

El método pilates puede ser muy útil en prácticamente todos los procesos de recuperación, por si solo, constituye una herramienta muy útil tanto en tratamiento como en prevención. No obstante cuando nos encontramos con patología activa, lo ideal, es la supervisión de tu fisioterapeuta, ya que existen muchas otras técnicas especificas de tratamiento (craneosacral, masoterapia, electroterapia, liberación miofascial, kinesiología holística, acupuntura, osteopatía y un larguísimo etc.), y que unidas al ejercicio controlado de pilates puede mejorar de forma significativa los resultados. No obstante aunque se puede hacer pilates durante el proceso de dolor agudo este debe estar muy controlado por un fisioterapeuta especializado. A mi modo de ver el gran campo de actuación del pilates es la prevención tanto de recidivas como de nuevas lesiones, ya que como hemos comentado, es un método global de equilibrado del cuerpo.
Podemos destacar la utilidad del Pilates en las siguientes lesiones:

  • Dolor de cervical, dorsal y lumbar.
  • Escoliosis.
  • Dificultades de la coordinación motora.
  • Embarazo y recuperación post-parto.
  • Hernias discales.
  • Lesiones articulares por falta de equilibrio como esguinces de tobillo y rodilla.
  • Lesiones musculares como las roturas de fibras por acortamientos de la musculatura lesionada.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Stress.