EL INICIO DEL TRABAJO PROPIOCEPTIVO DEBE SER PRECOZ Y ADAPTADO A LA SITUACIÓN DE LA LESIÓN

Para que los ejercicios de propiocepción sean realmente efectivos deben hacerse de manera correcta, pero sobre todo en el momento adecuado de la recuperación. Iniciar la propiocepción de manera temprana siempre es recomendable, aunque los ejercicios deben adecuarse a cada tipo de lesión: por ejemplo, no podemos hacerlos en carga si tenemos una fractura de tobillo, pero sí podríamos trabajar la sensibilidad de los receptores plantares manualmente. Del mismo modo, retrasar los ejercicios en exceso puede hacer que pierdan su efectividad. Por eso es importante seguir las instrucciones del fisioterapeuta y aprenderlos bien para poder hacerlos por nuestra cuenta.

SANY0069
Ejercicio 4

Un error común es utilizar ortesis tipo tobilleras, rodilleras o muñequeras durante la recuperación. Aunque en un principio pueden resultar útiles como sostén de la zona lesionada, si el paciente se acostumbra a ellas porque se siente protegido pueden resultar perjudiciales. Debemos potenciar los sistemas de autoprotección del propio organismo (propiocepción) frente a los dispositivos de protección externa. A la larga el resultado será mucho mejor aunque en un principio se note cierta sensación de inseguridad.

No olvides incluir tus ejercicios de propiocepción en la recuperación de cualquier lesión. Verás cómo mejoran los resultados, y sobre todo evitarás futuras visitas a tu fisioterapeuta...