Consecuencias de la alimentación y los suplementos

La alimentación básica debería orientarse en función de las recomendaciones indicadas en el punto 6.4.4.

Suplementos en los dolores inflamatorios y/o degenerativos:

Un suplemento básico adecuado con vitaminas y oligoelementos suficientes.

  • Vitamina E 800 mg hasta 50 mg/kg de peso corporal
  • Magnesio 400 ? 600 mg
  • Ácidos grasos omega-3 4 ? 6 gramos
  • Vitamina C 25 ? 50 mg/kg de peso corporal
  • Bioflavonoides aprox. 200 mg
  • Extracto de té verde 400 ? 2000 mg
  • Zinc 25 ? 50 mg
  • Selenio 150 ? 200 µg


Alivia el dolor, ya que estimula la regeneración estructural:

  • Condroitinsulfato 200 mg
  • Glicosaminoglicano hasta 1500 mg
  • MSM hasta 6 gramos
  • L-lisina 1000 ? 2000 mg

 

Intermedio


No es infrecuente que los pacientes con un cuadro clínico crónico utilicen cualquier inhibidor inflamatorio químico (p. ej., cortisol). Precisamente estos medicamentos cuyo modo de acción se ha determinado claramente pueden ayudarnos a establecer un diagnóstico específico para la sustancia. De esta forma, se puede determinar con mucha precisión el tipo de inflamación o bien el dolor a partir de este análisis. La intervención con un inhibidor químico del dolor adquiere el carácter de una intervención de evaluación en el marco de un modelo diagnóstico empírico (véase la ilustración 12).

ilu12

Ilustración 12: El modelo diagnóstico empírico; el efecto (el resultado) determina la exactitud de la hipótesis, que consecuentemente se convierte en una tesis

Ejemplos:

Caso 1 Paciente con dolor. El terapeuta presupone dolor causado por la inflamación, con la intervención de la producción de determinados eicosanoides (hipótesis). Se trata satisfactoriamente al paciente con corticoesterona: los dolores desaparecen. El modelo empírico queda como sigue:

Hipótesis Dolor por eicosanoides con aumento de la actividad de la fosfolipasa A2
Intervención de evaluación Corticoesteroides

Efecto Positivo (el dolor desaparece)

Tesis Dolor por eicosanoides con aumento de la actividad de la fosfolipasa A2
Caso 2 Paciente con dolor. El terapeuta presupone dolor causado por la inflamación, con la intervención de la producción de determinados eicosanoides (hipótesis). Se trata satisfactoriamente al paciente con AINE: los dolores desaparecen. El modelo empírico queda como sigue:

Hipótesis Dolor por eicosanoides con aumento de la actividad de la COX

Intervención de evaluación AINE

Efecto Positivo (el dolor desaparece)

Tesis Dolor por eicosanoides con aumento de la actividad de la COX1 y/o COX2
Ahora el terapeuta puede apoyar el tratamiento con la ayuda de inhibidores naturales de la fosfolipasa (caso 1) o de la COX (caso 2). A largo plazo puede significar que el paciente ya no necesita los medicamentos químicos (y, por tanto, se evitan los efectos secundarios).