LOS LÁCTEOS

Lo primero que hay que tener en cuenta es que el 40% de los Españoles son intolerantes a la lactosa. Es el primer alimento humano en un sistema disgestivo inmaduro. Cada vez parece más comprobado que los lácteos no tienen los beneficios para la salud que se le atribuyen sino todo lo contrario. Pasamos a describir algunos de los efectos que tienen los lácteos sobre nuestro organismo.

  • Aumentan la permeabilidad intestinal
  • Es un alimento díficil de digerir.
  • Influye determinantemente en los proceso de inflamación crónica, artrítis, artrosis, etc.
  • Provoca debilidad del sistema inmune. Precursos de alergias.
  • Influencia determinante sobre todas las mucosas, taponando el sistema linfático, bloqueando la absorción intestinal, congestión del sistema respiratorio, etc. Producción de gran cantidad de moco.
  • Síntomas de lo más variados según la edad: cólicos, catarros, otitis, anginas, faringitis, terrores nocturnos, asma, hiperactividad, acné, depresión, dolores de cabeza, problemas intestinales ( gases, estreñimiento, diarreas), problemas menstruales, artrístis, osteoporosis, sinovitis ( sobre todo de la rodilla), etc..
  • En cuanto al problema de la osteoporosis cada vez parece más comprobado que no somos capaces de absorber el calcio de la leche, sino que la aportación de calcio para la prevención de la osteoporosis tiene que prevenir de otras vías. En otro artículo comentaremos los alimentos ricos en calcio.

Existen alternativas a la leche de vaca en el mercado, como leches de arroz, de almendra, soja, etc.

Hay que tener en cuenta que cada vez hay más problemas en los bebés: dermatitis, estreñimiento, asma, bronquiolitis, etc. Todos estos problemas tienen algo que ver con el consumo de leche hidolizada y llena de aditivos. Estos problemas se combaten fácilmente al cambiar el tipo de leche y dar al bebé darmocare infantis y aceite omega 3 y 6 (prim omega).