El colágeno hidrolizado es un excepcional fuente de los aminoácidos específicos que precisa nuestro aparato locomotor no solo para combatir con éxito las dolencias sino incluso para prevenirlas.

Prácticamente todos los movimientos presentes en nuestra vida cotidiana depende de la resistencia, unión, flexibilidad y la función del aparato locomotor, también llamado aparto musculo esquelético y que está formado por huesos, músculos, tendones, ligamentos y articulaciones.

Piensa en cada actividad que realizáis cotidianamente, como levantarte de la cama, ducharte, cepillarte los dientes, caminar escribir en el ordenador...Para hacer todos estos movimientos necesitas mover el aparato locomotor.

Las articulaciones sinoviales, son las articulaciones que tienen un amplio rango de movimiento. Un buen ejemplo de una articulación sinovial es la rodilla, la cadera, el codo, el hombro o los dedos. Son las articulaciones que están expuestas a un mayor desgaste físico.

Cuando estas articulaciones están saludables se mueven libremente y sin dolor. En ellas, los huesos que se unen en las diferentes articulaciones se mueven sin que haya rozamiento, porque los espacios entre ellos están llenos de fluidos (liquido sinovial) y protegidas por cartílago, una fibra blanca, fuerte, pero que posee cierta elasticidad y flexibilidad y que se encargan de amortiguar el movimiento.

Sin embrago, a veces todo ese conjunto, o parte del mismo, se ve alterado pudiendo llegar incluso a provocar disfunciones irreparables. Las causas de estas afecciones normalmente están asociadas con un desgaste del cartílago articular por el paso del tiempo, por lesiones, factores genéticos, enfermedades autoinmunes, infecciones, sobrepeso, mala alimentación,etc.

Normalmente, estas afecciones se caracterizanpor un molestodolor por rozamiento de los huesos, incapacidad para flexionar o extender completamente la articulación, sensación de quemazón, inflamación y entumecimiento. Son síntomas que sufren hoy personas de todas las edades aunque su incidencia es mayor a partir de los 50 años cuando se convierten ya en motivo de visita frecuente al médico.

Para las personas que sufren algún tipo de molestia estas actividades cotidianas simples, se transforman en terribles experiencias angustiosas y que afectan de manera negativa en su calidad de vida. Realmente no se toma conciencia de lo importante que es la salud articular hasta el momento en el que comienzan a aparecer los problemas.

Desde hace años, los científicos están estudiando el papel del colágeno hidrolizado enzimáticamente como un remedio inocuo para aliviar algunos de los síntomas asociados con las afecciones en las articulaciones. El colágeno, es la proteína más abundante del organismo, se calcula que constituye alrededor del 30% de las proteínas totales del organismo. Se encuentra principalmente en la piel aunque se encuentra en los huesos, los músculos, tendones, nervios, vasos sanguíneos, cabello, ojos... ¡Y en el cartílago de las articulaciones!

Debido a su naturaleza fibrosa, el colágeno actúa como un soporte y conecta otros tejidos corporales y órganos internos. El colágeno es el responsable de la buena textura, forma, elasticidad y flexibilidad del tejido conjuntivo. Existen 12 tipos de colágeno, pero el colágeno tipo II es la proteína mayoritaria en el cartílago.

Muchos de los alimentos que consumimos en nuestra dieta diaria que normalmente contienen colágeno, presentan contenidos elevados en grasa (embutidos) o en azúcares (postres con gelatina) Además, el colágeno de los alimentos que no han sido sometidos a una intensa cocción, es asimilado por nuestro organismo solo en un pequeño porcentaje.

Los suplementos de colágeno, normalmente son fruto de la hidrólisis enzimática de colágeno de origen animal, muy similar en composición al que se encuentra en el cartílago del cuerpo humano constituyen una herramienta efectiva e inocua para prevenir y tratar algunos síntomas que afectan al aparato locomotor ya que sus aminoácidos consiguen sintetizar nuevo colágeno que ayuda a regenerar el cartílago y a dotarle de fuerza, tensión y resistencia necesarias para que mi maquinaria articular funcione sin problemas. La composición en aminoácidos del colágeno es peculiar ya que se trata de una de las poquísimas proteínas en las que se pueden encontrar los aminoácidos hidroxiprolina e hidroxilisina, fundamentales para la buena salud y funcionalidad de los tejidos conectivos del cuerpo. Además es muy rico en glicina (fundamental para el buen desarrollo y actividad del aparato musculo esqueletico) y en prolina, aminoácido que también es poco frecuente en otras proteínas.

Estos productos de colágeno se han extraído del colágeno animal que ha sido procesado y dividido en partes más reducidas mediante unas enzimas facilitando ladigestión y absorción de sus aminoácidos por parte del organismo.

De hecho, solo mediante este proceso llamado hidrólisis el colágeno puede ser absorbido por nuestro organismo ya que las fibras de colágeno no procesadas son moléculas de grandes dimensiones y extremadamente pesadas.

Desde el año 1967, fecha en la que se hizo pública la primera referencia sobre la utilizad del colágeno, se han llevado a cabo cientos de estudios científicos que muestran que la ingesta diaria de colágeno hidrolizado, en la dosis adecuadas y durante el tiempo que el médico considere oportuno es fundamental tanto pata prevenir como para modificar el curso degenerativo del cartílago y recuperar ese entrando de fibras de colágeno tan necesarios para devolver a las articulaciones su funcionamiento normal.

El doctor SteffenOesser y sus colaboradores del Departamento de cirugía general y torácica de la universidad de Kiel (Alemania) llevaron a cabo un estudio en el que demostraron que el colágeno hidrolizado tomado de forma oral mediante suplementos alimenticios poseía una tasa de absorción del 95% acumulándose preferentemente en el cartílago articular donde además estimula la síntesis de máscolágeno. En esta misma línea, existen otras investigaciones alemanas como la que llevo a cabo el doctor LudwingWeh, coordinador del Centro de Ortopedia del Hoospital de Berchtesgadener (Alemania), cuando afirmó que el colágeno hidrolizado podría ser una gran esperanza para los ortopedas incluso el catedrático en medicina WolfganPförrigen que sostiene que en el caso de profesionales o deportes que demanden un esfuerzo mayor de las articulaciones complementar la alimentación diaria es una necesidad y el colágeno hidrolizado es una opción altamente interesante para evitar la aparición de la artrosis precoz.

Desde EE.UU la doctoraKrtine Clark, investigadora y nutricionista deportiva de la Pennsylvania StateUniversityOrthopedics, también se une a las afirmaciones sobre los beneficios del colágeno hidrolizado a la hora de prevenir y tratar enfermedades reumáticas no sólo en las fases iniciales sino también cuando la dolencia se vuelve crónica.

Es más, según Hans KinradSelbman, doctor de Universidad de Tuebingen (Alemina) incluso en las fases más avanzadas el colágeno es bastante eficaz para aliviar el dolor y mejorar la disponibilidad del colágeno por parte del cartílago como demuestran 16 estudios clínicos distintos efectuados por él sobre artrosis.

Tomar diariamente la dosis recomendada (10 g.), de colágeno, puede ayudar a nutrir y regenera los tejidos colagénicos de nuestro organismo, reducir el dolor articular y ayudar a prevenir y tratar de forma inocua la artrosis y la osteoporosis.

Un buen suplemento de colágeno debe de ser un producto seguro, que no contenga colorantes, conservantes, alergénicos ni OMGs (organismos modificados genéticamente) No debe presentar efectos secundarios adversos y debe ser compatible con la toma de otros complementos alimenticios o de medicamentos.

Artículo facilitado por HSNstore.com