Informacion general de las ultimas actividades

 

Los pasados días 30 y 31 de marzo, por invitación de la Fundación Migraña, el Dr. Félix López Elorza, Presidente de nuestra Asociación, participó en dos eventos para personas de dicha Fundación en Alicante y en el Colegio de Farmacéuticos de Valencia.

Dado, por una parte, la repercusión mediática que han tenido, y por otra, los errores que han aparecido en los medios, pasamos a informar de cuáles son los contenidos que se intentaron trasmitir:

Primeramente, hemos expresado que el conocimiento de los síntomas ocasionados por enfermedades por alimentos, ha sido fruto del trabajo continuado de un grupo de médicos de nuestro ámbito que han sabido detectar, desde diferentes especialidades, los casos de enfermedades por alimentos y que han compartido su conocimiento durante treinta años.

Este hecho ha sido tremendamente enriquecedor para todos; por ello, el mérito es de todos.

Este conocimiento nos ha llevado, entre otras, a las siguientes conclusiones:

 

  • Cuando hay una enfermedad ocasionada por alimentos, generalmente son varios los síntomas que se repiten, sea cual sea el diagnóstico que preocupe en ese momento. Por ello, y después de nuestra experiencia, es relativamente fácil de identificar el riesgo alimentario como factor causal del proceso.
  • Para el diagnóstico del alimento o alimentos causales, una vez estudiados todos los recursos de laboratorio, desde el año 1982 optamos por realizar liberación de histamina específica, que si bien es la técnica más compleja, en nuestra experiencia era la de mayor rentabilidad diagnóstica.
  • También el protocolo seguido en la forma de explorar al enfermo por el laboratorio juega un papel importante. Vamos realizando grupos de alimentos (no más de nueve) progresivamente y conociendo la dieta del enfermo.
  • La histamina es para nosotros la molécula clave de todo el proceso y, si bien a veces no es la directamente responsable, sí nos vale como trazador diagnóstico identificando el alimento que la libera. Es por ello que consideramos que el nombre correcto sería «histaminosis alimentaria» más que intolerancia alimentaria.
  • Es importante conocer que la histamina está presente tanto en nuestras células como en todos los alimentos que tomamos, aunque unos contengan más que otros. La reacción histamínica de nuestras propias células se produce cuando tomamos algún alimento al que somos positivos y estas células liberan histamina, desencadenándose los síntomas.
  • Como hemos dicho, todos los alimentos tienen histamina, lo que ocurre es que ésta es inmediatamente desactivada por un enzima (DAO) con lo cual no tenemos síntomas, pero hay situaciones en las cuales esta enzima no trabaja correctamente y la histamina de los alimentos ocasiona síntomas. La causa más frecuente de inhibición de la DAO es el consumo de fármacos por boca, lo que explica que cuando hay un fuerte consumo de fármacos las molestias persistan de una forma crónica.
  • En resumen, cuando se diagnostica correctamente el alimento o alimentos responsables y la DAO está funcionante, se suprime el alimento y desaparecen los síntomas, pero si hay un fuerte consumo de fármacos, al retirar el alimento positivo el enfermo no mejora por la histamina contenida en la dieta que no está desactivada.

 

EL DIAGNOSTICO:

Lo aconsejable es consultar al Especialista del síntoma predominante; en el caso que nos ocupa hoy que son las migrañas, lo razonable es consultar con el neurólogo porque ha de hacer un diagnóstico diferencial con otras causas no alimentarias que pueden requerir acciones más inmediatas. Si éstas se descartan y además los pacientes tienen un patrón de síntomas compatible con un proceso de histaminosis alimentaria, lo aconsejable sería investigar si existen alimentos implicados en el proceso, saber cuáles son y posteriormente instaurar una dieta terapéutica como tratamiento base.

LOS SÍNDROMES Y SÍNTOMAS:


Hemos evidenciado entre otros: migraña, fibromialgia, fatiga crónica, estreñimiento y/o diarrea, sialorrea, contracturas musculares, deshidrataciones de discos intervertebrales, acúfenos, y un largo etcétera.

Es importante tener en cuenta que cada uno de estos síntomas pueden darse de manera individualizada sin estar relacionado con alimentos, pero si concomitan varios de ellos, lo más razonable es pensar que la histaminosis alimentaria puede ser la responsable del cuadro.


LOS ALIMENTOS:

El alimento que con más frecuencia encontramos positivo es el grupo de las proteínas lácteas, posiblemente por ser el más frecuentemente consumido, seguido de la harina de trigo, el huevo, algunas carnes y pescados, y otros alimentos en menor proporción.

 

LOS PROBLEMAS DE LA DIETA:

Las personas afectadas tienen auténticas dificultades a la hora de hacer la compra porque los componentes básicos están muy mezclados. Así, cuando a una persona afectada se le recomienda que no tome proteínas lácteas, éstas las encontrará no solamente en productos lácteos sino también en algunos embutidos, panes, etc. por lo que se limitan mucho sus posibilidades. Estos productos, aunque están correctamente etiquetados, al no ser sospechados por el comprador son consumidos, cometiendo sin saberlo infracciones en la dieta.

Hemos de concienciar a los manufacturadores de alimentos para que ofrezcan productos con menos componentes, para no limitar el consumo de muchas personas. Igualmente necesitamos alternativas al pan de trigo con otros cereales puros aunque tengan más dificultades en la panificación.


Celebramos mucho la presencia del vicepresidente de los restauradores porque quedó perfectamente concienciado del problema y se puso manos a la obra para ir avanzando en la solución de este tema.

Agradecemos a la Fundación Migraña y muy especialmente a su Presidenta, Elena Ruiz de la Torre, y a su Vicepresidente, Juanjo Duelo Riu, por haber tenido la habilidad de ilusionarnos para compartir nuestros conocimientos con sus asociados.
Ha sido un placer haber estado en Alicante y Valencia con vosotros.

P.D.: Nos desvinculamos de toda información aparecida en algunas notas de prensa dando porcentajes de enfermedad crónica por alimentos.

Dr. Félix López Elorza.
Presidente de la S.A.E.I.A.