Disminuir proteína animal terrestre

La proteína es una parte clave de la dieta para el deportista y la persona activa. El pescado, el pavo y el pollo figuran entre las mejores fuentes. Es mejor evitar los productos lácteos, la carne roja y el cerdo. Estos productos son proinflamatorios y aumentan el riesgo de tendinopatías y contracturas. En el caso de las personas que son activas tanto en el entrenamiento de fuerza como en el de fondo, necesitan más proteína; sin embargo, siempre existe el debate constante sobre cuánta proteína necesitan las personas. La investigación sugiere 1.2 a 1.7g/Kg. para los atletas de fondo y para los atletas de fuerza. Alcanzar el nivel superior de requerimientos de proteína mientras se disminuyen las calorías es importante para mantener la masa muscular. La proteína puede ayudar a aumentar la saciedad de las comidas y también debería ser incluida como parte de las comidas o tentempiés de recuperación. En general conviene no ingerir proteína animal en una de las comidas principales del día.