Come grasas poliinsaturadas

Las dietas demasiado bajas en grasa pueden ser perjudiciales para las personas activas; no obstante, las dietas demasiado altas en grasa conllevarán el aumento de la acumulación de las mismas. Se recomienda que el 20 - 30% de las calorías totales provengan de la grasa. Los mejores tipos de grasa que se deben incluir son los frutos secos crudos, semillas, aceite de oliva y pescado graso. Las grasas ricas en omega-3 ayudan a disminuir la inflamación y, debido a su naturaleza esencial, deben provenir de la dieta (nosotros no las podemos sintetizar y son necesarias a diario). Deberíamos consumir pescado rico en omega-3 de dos a tres veces por semana o suplementar con aceite de pescado a diario.