Las mujeres tienen un metabolismo basal inferior, es decir tienen un gasto energético más bajo (se dice que sobre un 10%); tienen mayor cantidad de grasa y menos cantidad de testosterona y músculo. Según esto las mujeres estarían más predispuestas para deportes aeróbicos, de larga duración, ya que si están entrenadas, obtendrían la energía fundamentalmente de los lípidos almacenados.

Aspectos fisiológicos de la mujer deportista:

  • Diferencias morfológicas: menor tamaño; pelvis más ancha; estructura corporal más ligera; mayor inestabilidad de la rodilla (más lesiones).
  • Composición corporal: mayor porcentaje de grasa corporal; menor fuerza.
  • Diferencias sanguineas: menor número de hematíes y disminución de la hemoglobina.; volemia menor; capacidad de transporte de oxígeno menor. Esto debido a los andrógenos y a las pérdidas sanguíneas.
  • Diferencias cardiovasculares: corazón más pequeño; volumen sistólico menor; frecuencia cardiaca mayor; pulso de O2 menor (Consumo de 02/frecuencia cardiaca).
  • Diferenecias ventilatorias: parámetros espirométricos estáticos del orden del 20 al 30% menores (VC, IRV, ERV, TV, RV, TPC); parámetros espirométricos forzados menores (FVC, FEV y PEF); ventilación voluntaria máxima menor (MVV); menor capacidad de absorción de O2 (Al tener menor superficie de absorción de la membrana respiratoria).?
  • Diferencias metabólicas durante el ejercicio; capacidad de transporte de O2 menor; menor capacidad de movilizar aire a los pulmones; menor capacidad de absorción de O2; potencia aeróbica máxima (VO2 máx) menor: 50/60% en l/min. 10/25% en ml/minKg. y 1/10%; menor porcentaje de fibras lentas y rápidas.
  • Diferencias de termoregulación: menor masa corporal activa por lo habrá menor producción de calor.


Para todas las mujeres en general y para las mujeres deportistas en particular, el ciclo menstrual puede resultar ser "un problema". Si el período es doloroso o muy abundante, puede interferir en el entrenamiento o la competición. En este caso es relativamente fácil regularlo con una dieta sana, liposan (prim omrga) y ciclosan. Se puede sustituir el ciclosan por cimicifuga racemosa si el trastorno es muy importante. En cuanto a la dieta lo más importante es evitar los lácteos, azúcares y harinas refinadas.

Siempre, en el caso de mujer deportista, es importante tener en cuenta el estado del hierro en sangre y la ferritina y si éste fuera bajo, tomar un aporte de Haemathonyl y Vitamina C. Una mujer, que practica algún tipo de actividad física y se encuentra cansada; si además presenta "piernas inquietas" de predominio nocturno; si tiene reglas abundantes; si ha estado embarazada o lo está en ese momento o tiene intención de quedarse en estado... En todas estas situaciones la intervención de elección sería haemathonyl. El haemathonyl es un hierro orgánico, es decir hierro II. Es importante esta distinción ya que comunmente se vende hierro III, que, ya en el organismo, mediante la reacción de Phenton a hierro II, es uno de los compuestos más oxidantes que hay en la naturaleza. Con el haemathonyl evitamos esta "oxidación masiva" y solucionamos el posible problema de déficit de hierro que se detalla en el artículo de deportistas de hierro (link). Es curioso señalar asimismo que precisamente esta oxidación es la que promueve una disminución fisiológica de hierro en las embarazadas, que hasta cierto "nivel" es una disminución totalmente saludable y beneficiosa para el feto.