COLOR AMARILLENTO


Las queratopatías se producen por una tensión anormal o fricción sobre la piel durante un periodo largo de tiempo. Dicha tensión y/o fricción favorece el acúmulo de queratina producida por la capa celular de la piel provocando la compactación de la piel y dotándola de un color amarillento en el punto de tensión. Se cree que la formación del callo se produce como mecanismo de protección frente a la tensión producida, siendo esta una teoría rechazada por diversos autores ya que en muchos casos la formación del callo aumenta la tensión producida inicialmente.

Existen multitud de causas que pueden producir el aumento de tensión en la piel como trastornos biomecánicos que modifiquen los puntos de presión, roce con el calzado, exóstosis, bodes oseos irregulares, etc. Dentro de las queratopatías se incluyen los helomas o callos y las hiperqueratosis o durezas presentándose a menudo ambas al mismo tiempo. Podemos diferenciarlas en función de su extensión y profundidad provocada por la presión o roce, punto de aplicación, dirección e intensidad.